La salvación del lince ibérico

Para los que amamos la naturaleza esta sin duda ha sido la noticia mas esperada, ya se puede decir que el lince ibérico se ha salvado, ya no va a desaparecer aunque no se puede bajar la guardia ni mucho menos, no debemos de olvidar que a principios de siglo solo quedaban 94 ejemplares en libertad. El programa de recuperación ha logrado 15 años después que se llegue a los 547 ejemplares, es o no es para estar satisfechos? cuando nos comprometemos de verdad lo conseguimos. Lince ibérico salvado.

No se puede olvidar la gran labor que hemos hecho pero no podemos olvidar que no hace nada, en 2002, solo quedaban 94 ejemplares en libertad repartidos en dos poblaciones en Doñana y Sierra Morena. Después de mas de 15 años de duro trabajo ya había 547 ejemplares y lo mas importante, tenemos nuevas poblaciones en ciudades como Badajoz, Ciudad Real, Toledo y en la zona ya portuguesa del Valle de Guadiana y si alguien tiene vital importancia en este crecimiento de la población del lince ibérico es el biólogo Miguel Ángel Simón que fue el que diseñó hace mas de tres lustros un plan de recuperación y años después sigue en pie con la participación de mas de de veinte socios entre administraciones y entidades privadas.

La conservación del lince ibérico es una historia rara dentro del planeta salvaje porque según muchos científicos ha estado ya seis veces cerca de la desaparición como especie lo que nos deja mas a las claras que los planes de conversación funcionan sin ningún lugar a dudas. Como hemos comentado antes no se puede bajar la guardia y si seguimos así, si la evolución actual continúa como hasta ahora este felino podría bajar al escalón de “vulnerable” en 2025, según los cálculos del programa Iberlince.

Y cuando nos ha costado todo este plan de conversación del programa Iberlince? pues desde 2002 se ha invertido cerca de 70 millones de euros donde la mitad han sido de fondos europeos y el resto entre la Junta de Andalucía y el resto de Administraciones implicadas y socios privados, no podemos dejar de comentar que el Iberlince es el programa que cuenta con más presupuesto de todos los de Europa, lo que deja bien a las claras la importancia de la especie.

De los ejemplares de linces cerca de un 21% están radiomarcados porque el seguimiento es fundamental para conocer por ejemplo los potenciales lugares de expansión del felino. Miguel Ángel Simón ya prepara el siguiente plan para presentarlo en Bruselas porque el actual finaliza este año y el objetivo del nuevo plan será consolidar la conexión de los felinos entre las distintas áreas donde ya está el lince.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *